“Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo.” – Lucas 2:10

El problema más grande del mundo no es el sufrimiento ni la injusticia ni cualquier otra cosa; el problema es el pecado. El enfoque principal del evangelio es que Cristo vino al mundo para rescatar a la humanidad del poder del pecado.

La humanidad sigue buscando la respuesta en muchas cosas, pero vamos a ver algunas áreas importantes del evangelio en Lucas 2:8-15. La base del evangelio de Jesús es:

1. “No tengan miedo”

“8 En esa misma región había unos pastores que pasaban la noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños. 9 Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor. 10 Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo.”

¡Qué susto habrá sido ver aquel ángel del Señor! Por esa razón les dice: “No tengan miedo.” Jesús nos libra de todo miedo. El mundo está lleno de temor y preocupaciones. Nos asustamos de muchas cosas alrededor de nosotros. El mismo pecado nos trae miedo y separación de Dios. Por eso Jesucristo nos vino a liberar de toda la fuerza del miedo que quiera apoderarse de nosotros.

2. “Buenas noticias”

“10 Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo. 11 Hoy les ha nacido en la Ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor.”

¡El evangelio es una buena noticia! En un mundo lleno de tantas malas noticias podemos tener la oportunidad de declarar las buenas noticias de Dios para toda la humanidad. Todos los días debemos recordar y anunciar como el ángel del Señor: ¡Traigo Buenas Noticias! Es un gran momento en el que podemos proclamar la buena noticia de Jesús.

3. “Mucha alegría”

“12 Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre».13 De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían:”

El evangelio nos da “mucha alegría” en contraste de un mundo que ha perdido su alegría. Jesús nos da un gozo y satisfacción incomparables. Nuestra alegría tiene su base en algo firme. Esa base está en el Hijo de Dios quien vino para salvar la humanidad. Una multitud de ángeles del cielo cantaron de alegría y alabaron a Dios por la alegría que traía el Hijo de Dios al mundo. Somos portadores de la alegría que Dios nos da a través de Su Hijo.

4. “Para todo el pueblo”

“14 «Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad».15 Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: «Vamos a Belén, a ver esto que ha pasado y que el Señor nos ha dado a conocer».”

El evangelio de Dios es “para todos”. Gracias a Dios no es para un grupo selecto. Hoy tenemos buenas noticias y mucha alegría, porque el Salvador ha venido al mundo. El pecado no tiene fuerza sobre nosotros. Levantémonos en la libertad que tenemos en Jesús. El Enfoque Principal es que Jesús vino a salvar a todas las personas del pecado. Podemos caminar libres hoy, por lo que Cristo hizo por nosotros. Somos portadores de estas noticias para toda la humanidad.

 

¡Feliz Navidad!
Pastor Rocco