“Me explico: El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden; en cambio, para los que se salvan, es decir, para nosotros, este mensaje es el poder de Dios.” – 1 Corintios 1:18

La cruz es el lugar de batalla, poder y liberación.  Pearlman escribió “La batalla de la Reformación era una interpretación correcta de la cruz” (Pearlman, 1937, 171).

Quisiera que veamos juntos los 7 mensajes de Cristo en la Cruz con una explicación clara y de cómo podemos aplicar a nuestras vidas el poder de Dios en la cruz.

I. Es un mensaje de Perdón

—Padre —dijo Jesús—, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Mientras tanto, echaban suertes para repartirse entre sí la ropa de Jesús.”- Lucas 23:34

Jesús nos muestra que la necesidad más grande del corazón del hombre es el perdón.  Sin el perdón no podemos acercarnos a Dios.  La única forma de tener una relación con Dios es recibir el perdón de Dios por nuestros pecados.  El primer enfoque de Jesús, es que pidió perdón por las personas que lo crucificaron.  Lo interesante es que dice “porque no saben lo que hacen”, o sea que están levantando al Hijo de Dios como sacrificio para toda humanidad. Jesús predicó perdón hasta sus últimos momentos.

II. Es un mensaje de Vida Eterna

“—Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso —le contestó Jesús.” – Lucas 23:43

¡Qué esperanza que Jesús nos da de tener vida eterna en su obra hecha en la cruz!.  La vida eterna no sería posible sin tener el perdón de los pecados.  Cristo nos da vida eterna y completa su obra en nosotros por su gran amor al entregar su vida en vez de nuestro lugar. Este mensaje fue al ladrón que acepto el perdón de Dios.  El otro no lo recibió. Nuestra certeza está en la obra de Cristo y tenemos el paraíso por su obra. Es tremendo que el hombre pueda recibir o rechazar el perdón de Dios.  ¡Elijamos la vida eterna en Cristo!.

III. Es un mensaje de ser hijos de Dios

“Cuando Jesús vio a su madre, y a su lado al discípulo a quien él amaba, dijo a su madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo.27 Luego dijo al discípulo: —Ahí tienes a tu madre. Y desde aquel momento ese discípulo la recibió en su casa.” – Juan 19:26-27

El pecado distanció al hombre de Dios, pero por la obra de Cristo nos da acceso para volver a ser hijos.  El perdón nos asegura nuestra relación de amor con el Padre por la obra de Jesús.  Desde la cruz mostró tanto amor por la familia y las relaciones.  No pensando en Él mismo, sino en los demás.  ¡Qué increíble es el amor que podemos volver a tener en Dios por la obra de Cristo!.

IV. Es un mensaje de que Dios está con nosotros

Como a las tres de la tarde, Jesús gritó con fuerza: —Elí, Elí, ¿lama sabactani? (que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”).” – Mateo 27:46

El clamor del Salmo 22 es la profecía de David acerca de Cristo en la cruz.  Cristo sufrió el abandono de su padre para que nosotros pudiéramos recibir Su salvación.  La santidad de Dios es tan inmensa que no puede aceptar el pecado.  Jesús tomó este peso sobre el mismo al clamar con tanto dolor que nos dio la posibilidad de volver al Padre por su obra.  ¡Qué tremendo el desamparo que siente Jesús por nosotros en la cruz.

V. Es un mensaje de tener Sed de Dios 

Después de esto, como Jesús sabía que ya todo había terminado, y para que se cumpliera la Escritura, dijo: —Tengo sed.” – Juan 19:28

Cristo sufrió la sed para que hoy nosotros tengamos la posibilidad de saciar nuestra sed humana a través de Él. Se puede vivir un tiempo sin comida, pero no podemos vivir tanto tiempo sin agua.  Podemos tratar de vivir sin Dios, pero no es posible.  La sed del corazón humano es insaciable sin tener una relación con Dios por la obra de Cristo en la cruz.  Hoy podemos tener saciada nuestra sed solo en Cristo.  ¡Tenemos sed de Dios!

VI. Es un mensaje cumplido

Al probar Jesús el vinagre, dijo: —Todo se ha cumplido. Luego inclinó la cabeza y entregó el espíritu.” – Juan 19:30

La obra de Dios está completa en Cristo Jesús por nuestras vidas.  Está todo terminado en lo que Cristo hizo por nosotros en la cruz.  La cruz es el lugar de batalla y esta interpretación nos da libertad de toda la fuerza del enemigo sobre nuestras vidas.  Somos libres de pecado, tenemos perdón y vida eterna y somos hijos de Dios y estamos completos en Cristo.  ¡Estas son buenas noticias que Dios nos ofreció en Cristo Jesús en su entrega por nuestras vidas.

VII. Es un mensaje de Seguridad en Dios

 Entonces Jesús exclamó con fuerza: —¡Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu! Y al decir esto, expiró.”  – Lucas 23:46

Nuestra seguridad en Dios y posición fue asegurada en la cruz.  Cuando Jesús encomendó su espíritu al Padre nos dio la libertad de la vida.  Hoy experimentamos la seguridad que Cristo tomó sobre todo. Por esto el mensaje de la cruz es locura para los que se pierden, pero para los que han recibido el mensaje, es poder de Dios.  Nuestra victoria está completa y tenemos la seguridad que somos hijos de Dios. La batalla por la correcta interpretación de la cruz sigue siendo nuestra batalla.

¡La cruz es el poder de Dios!
Pastor Rocco