En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.” Gálatas 5:22-23

¡Qué importante es ser creyentes llenos del Espíritu y manifestar Su fruto en cada área de nuestras vidas!. Pablo en Gálatas 5 marca una gran diferencia entre los que practican las obras de la naturaleza pecaminosa y los que viven una vida llena del fruto del Espíritu en sus vidas.

No podemos desconectar al Espíritu con Sus frutos. Vamos a ver sus distintos enfoques:

I. Caminando con Amor y Alegría

La base de todo es el amor. Nada sirve si no es con amor. Pablo escribió en 1 Corintios 13:3- “Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve. RV 1960”. Para caminar con el Espíritu debemos tener una vida llena de amor. Dios quiere darte alegría, pero no se puede tener sin amor. Mucha gente no tiene alegría y gozo, porque le falta llenarse con el amor que sólo Dios puede dar.

II. Caminando con Paz y Paciencia

Es muy difícil la paz y la paciencia. No se puede tener uno sin el otro. Muchas veces pierdo la paciencia porque no tengo paz. (Ni hablar cuando ando en el auto). Pierdo la paz porque no tengo paciencia. Los dos están conectados. Podemos creer andar tranquilos por la vida, pero es imposible sin Dios. Él es el autor de la paz. Filipenses 4:7- “Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. RV 1960”

III. Caminando con Amabilidad y Bondad

Para caminar con el Espíritu necesitamos accionar con amabilidad y bondad. Es el deseo de Dios que sus hijos manifiesten Su misericordia. Tener compasión por las personas y llenar nuestras vidas con la presencia de Dios es muy importante para lograr esto. Aunque nos encontramos con personas difíciles, Dios nos dará de su bondad con esas personas. Son justamente estas personas que necesitamos de la ayuda de Dios para amar.

IV. Caminando con Fidelidad y Humildad

Dios esta buscando personas fieles. La fidelidad y la humildad van en conjunto. Dios es fiel y está deseando que sus hijos caminen en fidelidad hacia Él.

Moisés fue un hombre humilde que, demostró una gran fidelidad a Dios. El anhelo de todos es ser fieles a Dios en todo. Mateo 25:23- “Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. RV 1960” Seamos buenos siervos y fieles a Dios.

V. Caminando con Domino Propio

Domino propio es la última, pero no el menos importante para caminar con el Espíritu. Dominarse uno mismo no es fácil, pero es vital para que el fruto del Espíritu operen en la vida. Nuestra forma de accionar dejar que el Espíritu opere su poder en nosotros. Cuando nos sometemos a Dios entregamos nuestro domino al Espíritu Santo de toda nuestra vida. ¡Vamos a caminar con el Espíritu!

Un abrazo,
Pastor Rocco