¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados.” – Isaías 43:19

En Diciembre empezamos un serie de mensajes sobre los gran Yo soy de Jesús. Continuamos con los próximos para que conozcamos más de lo nuevo que Dios quiere hacer en nuestras vidas. Son declaraciones muy importantes como el Pan de Vida, la Luz del Mundo, Yo Soy, La Puerta y el Buen Pastor. Dios quiere hacer algo grande en el 2018 en tu vida. Él quiere abrir caminos en tus desiertos y ríos en tus lugares de desolados. Pero la única forma que eso ocurra es tener mayor conocimiento de Él.

Primero, Jesús es la Resurrección, Juan 11:25- dice “Yo soy la resurrección y la vida.” El es nuestra resurrección de cada situación en la vida. Cuando sentimos que vamos a morir o la circunstancia nos va a matar tenemos esperanza que vamos a vivir. No vamos a morir. Tenemos la esperanza que un día vamos a tener un cuerpo glorificado. El Cristo resucitado esta en medio de nosotros. Vamos a vencer porque el venció la fuerza de maldad.

Segundo, Jesús es la Vida, Juan 11:25- dice “Yo soy la resurrección y la vida.” No hay otro que tiene vida. Cuando Jesús termina hablando de que es el Pan de Vida y que iba a entregar su vida, los discípulos de Jesús decía Juan 6:60– “«Esta enseñanza es muy difícil; ¿quién puede aceptarla?» Jesus respondió-Vs. 63- El Espíritu da vida; la carne no vale para nada. Las palabras que les he hablado son espíritu y son vida. Vs. 67―¿También ustedes quieren marcharse?   Vs. 68 “―Señor —contestó Simón Pedro–, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. 69 Y nosotros hemos creído, y sabemos que tú eres el Santo de Dios.” ¿Qué cambió? De cuestionar a Jesús a pasó a declarar que Él es el Santo de Dios. Jesús nos da vida por sobre la muerte.

Tercero, Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida, Juan 14:6dice “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Jesús nos da la dirección para nuestras vidas. No todos los caminos se dirigen a Dios. Hay una sola forma de llegar al Padre y es a través de Jesús. El enemigo nos engaña, con el propósito de desviarnos del camino y de la verdad. Vivimos en un mundo de engaño. Si no prestamos atención al Espíritu Santo, podemos fácilmente perder el camino. La verdad nos ayuda a quedarnos en el camino. Todo de esto nos hace llegar a la vida en Jesús.

Cuarto, Jesús es la Vid, Juan 15:1 dice “Yo soy la vid verdadera.”   La vid nos trae vida. Tenemos que estar totalmente conectados con Él. Esto significa permanecer en Él. Juan 15:4-5- “Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí.

»Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.” Si no permanezco en él no voy a poder vivir. Él es la vid verdadera. Mantengámonos conectados con él. Conectados con Él vamos a producir muchos frutos.

Conociendo lo nuevo de Dios significa ver que Jesús es la resurrección, la vida, el camino, la verdad, y esto nos llevará a producir mucho fruto.   Dejemos que el poder de Dios se manifieste en nuestras vidas. Los desiertos y los lugares desolados en el 2018 van a provocar que lo nuevo de Dios puede aparecer en tu vida.

Lo mejor de Dios en tu 2018,
Pastor Rocco