“Por lo tanto, ahora ustedes entréguense al Señor y sírvanle fielmente. Desháganse de los dioses que sus antepasados adoraron al otro lado del río Éufrates y en Egipto, y sirvan solo al Señor. Pero, si a ustedes les parece mal servir al Señor, elijan ustedes mismos a quiénes van a servir: a los dioses que sirvieron sus antepasados al otro lado del río Éufrates, o a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ustedes ahora habitan. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor.” – Josué 24:14-15

Es impactante la respuesta de Josué en cuanto al desafío que le deja al pueblo al decir: “Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor.” Su declaración tiene que ver no solo con su parte sino que declara “mi familia.” Hoy se necesitan padres y sobre todo varones que tomen el compromiso para que su hogar esté centrado en Jesús. Vamos a explorar algunos principios que Dios le dio a Josué:

I.  Temor de Dios- vs. 14- “entréguense al Señor”

 

Cuando no hay normas se pierde todo. Si se carga el lavarropas con mucha ropa se puede desequilibrar por el peso de la ropa más el agua. Comienza a hacer mucho ruido. Si no hay una norma o un límite de ropa, el lavarropas se puede llegar a romper.

La versión de la Biblia Reina Valera dice “temed a Jehová. Hay mucha preocupación en cuanto a la pérdida del temor de Dios en la familia. No hay una búsqueda de Su voluntad, no existen los deseos de agradarle, ha desaparecido la reverencia de Dios en la casa. Es tiempo de poner devuelta a Dios en primer lugar en tu casa. Jesús tiene que ser la base y se necesita tener una entrega total a Él!

II. Servir a Dios – vs. 14- “sírvanle fielmente.”

La versión de la Biblia Reina Valera dice: “servidle con integridad y en verdad.” Estas dos cualidades tiene que ser parte de los materiales que usamos para construir nuestros hogares. ¿Cuáles son los materiales que están usando para edificar sus casas? Si usamos materiales inferiores se corre el peligro que se caiga, porque la casa perdió “integridad.” La verdad y la honestidad tienen que estar en las paredes del hogar sino se van a derrumbar.

III. Renunciar a otros dioses- vs. 14- “Desháganse de los dioses que sus antepasados

¿Cuáles son los dioses ajenos que han permitido que entren al hogar? Hemos abierto las puertas a dioses como el materialismo, el egoísmo, el pasado, las amistades, y cuántas otras cosas que destruyen la unidad y el amor en el hogar. Hay que limpiar la casa de toda idolatraría. Capaz que son cosas que te regalaron y parecen interesantes, pero pueden ser una puerta abierta al enemigo para destruir tu hogar. Es tiempo de deshacer los dioses de tus “antepasados.” Entrega el pasado a Dios. También deshacer a los “amorreos” que son los gigantes en la tierra. Esas situaciones que son imposibles de resolver, se van a resolver en el nombre de Jesús.

IV. Tomen la decisión de adorar a Jesús – vs.15- “elijan…a quienes van a servir”

El techo de nuestra casa va a ser una decisión de entregar a Dios todo. La mayor decisión de adoración debe ser esa entrega. Es decir: “Nuestra casa le pertenece a Dios y vamos a adorarle a Él y solo a Él.”

No hay otras cosas que pueden dominar a nuestros hogares. Tomemos decisiones de Temor de Dios, Servir con Integridad y Verdad, Entregar el pasado y todos los gigantes, con el fin de tener hogares donde Jesús gobierna. Tomemos el desafío de Josué “Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor.”

Que Dios bendiga a tu hogar,
Pastor Rocco