“Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.” – Mateo 11:28-30

Vamos a empezar un viaje con Jesús durante los siguientes meses, a través del libro SÍGUEME. Espero que puedas experimentarlo con nosotros. El primer tema que vamos a ver es cómo podemos aprender estar con Jesús y qué es caminar con Él. La invitación de Jesús es ésta: ir donde Él está.

Lo que vamos a conocer en primer lugar es: Permanecer con Él. Juan escribió: Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí. (Juan 15:4) Está claro que tenemos que estar conectados en una relación de amor continua con Jesús.

Segundo, Reconoce el fruto en nuestra vida. Juan 15:5 dice: “Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él,dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.” La relación va a producir fruto si estamos conectados con Él.

En tercer lugar, Permanece con Jesús al leer su Palabra. Juan 15:7a dice- “Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes“.Su palabra tiene que ser nuestra guía y nuestra fuerza en la vida. ¡Entender y obedecer sus mandatos como una carta de amor!

El cuarto es Aprende a estar con Cristo a través de la oración– Juan 15:7b- pidan lo que quieran, y se les concederá.” La comunicación con Cristo a través de la oración es fundamental. Es imposible permanecer, sin tener un dialogo diario con Jesús. Es tan importante como el aire que respiramos. Un hombre joven intentó sumergirse casi 80 metros bajo el agua. Estuvo abajo por 3 minutos y 38 segundos. Cuando llegó arriba estaba inconsciente y murió minutos después. El record de retener el aire es por 22 minutos. ¡Sea cual sea el tiempo que se puede aguantar sin aire no podemos vivir sin el aire!

Por último, Permanecer en Cristo afecta a los demás – Juan 15:12 dice:“Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.” Esta conexión con Jesús va a ser de impresión con las personas que están alrededor de nosotros. Vamos a amar a los demás cuando caminamos con Jesús. Jesús dijo “Vengan a mi todos… Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.”

¡Permanecer en Él es lo mejor!
¡Sigamos a Jesús!

Un abrazo,
Pastor Rocco