“Cuando vio a las multitudes, subió a la ladera de una montaña y se sentó. Sus discípulos se le acercaron, 2 y tomando él la palabra, comenzó a enseñarles diciendo: ” – Mateo 5:1-2

El sermón de monte fue predicado en un solo momento. Y es el mensaje perfecto en su construcción. Jesús se sentó sobre el montana y comenzó a enseñar principios para ser feliz. Son principios del reino. La palabra dichosos en el griego es makarios que significa “bendito o feliz”. Cuando seguimos el plan de Dios para nuestras vidas vamos a ser felices. Bienaventuranzas

I. Vs. 3- “Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece.” Jesús enseño de ser pobre en espíritu, es decir que tenemos una necesidad de EL. Ellos como pecadores buscan el perdón de Dios. Jesús dice que el reino de los cielos les pertenece a estas personas que tienen gran necesidad de Jesús. Tenemos que vaciarnos antes de ser llenos, esto es vaciando nuestras vidas. Convicción siempre es antes de la conversión. Es nuestra actitud los que nos hace a nosotros mismos. Isaías 6:5 grito “Entonces grité: «¡Ay de mí, que estoy perdido! Soy un hombre de labios impuros y vivo en medio de un pueblo de labios blasfemos, ¡y no obstante mis ojos han visto al Rey, al Señor Todopoderoso!»” Pedro respondió así a Jesús- Lucas 5:8“Al ver esto, Simón Pedro cayó de rodillas delante de Jesús y le dijo:—¡Apártate de mí, Señor; soy un pecador!” Vamos a los pies de Cristo a decir “Te necesito.”

II. Vs. 4- “Dichosos los que lloran, porque serán consolados.” Los que se arrepienten de sus pecados y dejan de vivir de esa manera, y van al Señor recibirán fuerza para vencer el pecado. No es suficiente sentir remordimiento, si no hay arrepentimiento. Tenemos que llorar sobre nuestras fallas, pecados, la condición del mundo, y el efecto del pecado. Salmos 126:5 “El que con lágrimas siembra, con regocijo cosecha.” Juan lo describe así Juan 16:20“Ciertamente les aseguro que ustedes llorarán de dolor, mientras que el mundo se alegrará. Se pondrán tristes, pero su tristeza se convertirá en alegría.” Se van convirtiendo nuestras lágrimas en gozo porque que hemos vencido al enemigo.

III. Vs. 5- “Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia.” Esto es los que dejamos de lado nuestro orgullo y buscamos la voluntad del Señor en todo que hacemos, y vivimos en la fuerzas que el Señor nos da. La palabra en el griego es praus que es humilde que significa el medio dentro dos extremos. Entre una persona que gasta todo y los que no gasta nada, con exceso en enojo y el que nunca se enoja. Se habla de un animal domesticado, uno que aprendió a aceptar el control, una vida controlada por Dios en su vida. Ya se recibieron la tierra como herencia por sus actitudes. David lo describe así Salmos 37:11 “Pero los desposeídos heredarán la tierra y disfrutarán del gran bienestar.” El secreto es entregar las cosas a Jesús como dice Mateo 11:29 “Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.” Pablo nos deja con un desafío Efesios 4:2 “siempre humildes y amables, pacientes, tolerantes unos con otros en amor.” Como va el área de humildad?

IV. Vs. 6- “Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.” Ellos son los que buscan la verdad de Dios y rechazan el pecado en sus vidas. Justicia significa ser justo. Justo en lo que creemos y en nuestra relación con Dios. Significa vivir de acuerdo con la fe presentado en la Biblia. Es haciendo y siendo las cosas correctas o haciéndolo con una actitud correcto. El mundo tiene hambre por poder, riquezas, placeres pero felices son los que tiene hambre y sed de hacer n lo correcto delante del señor y caminar con el. Salmos 42:1-2 “Cual ciervo jadeante en busca del agua, así te busca, oh Dios, todo mi ser. Tengo sed de Dios, del Dios de la vida.” Generemos hambre y sed para que se haga su voluntad en nuestras vidas.

¿Deseas ser feliz? Hay que seguir los pasos del maestro. Vamos al monte para aprender de el.

Un abrazo,
Rocco